18 febrero, 2008

Fiesta de Solteros

Lo confieso, lo he hecho… ¡¡He ido a una fiesta de solteros!!! Las razones que me han llevado a caer en ella todavía no las sé… Sigo pensando...

Está claro que una tiene que ir a esta clase de eventos con la mejor de las sonrisas y no precisamente para mostrarla en esa especie de escaparate de carne en el que se convierte el evento. La risa, y una sonrisa, es la mejor arma para ganar una batalla. Para la guerra, ya se me ocurrirán otras.

Aunque la fiesta fue divertida, ese no fue su adjetivo calificativo. ¡Viva el surrealismo!!! ¿La soledad acompaña tanto a las personas? Hombres y mujeres con ganas de conocer a otros hombres y mujeres sin razón de por medio. Música, copas, juegos de los que confieso que no salí mal parada… La sonrisa funcionó y sin ir vestida de leopardo de los pies a la cabeza, gracias a Dios!! Aunque claro está que no me queda más remedio que plantearme qué es lo que buscaban o con qué se conformaban los asistentes.

Desde mi papel de observadora, que era lo que realmente me llevaba por allí… me pregunto ¿qué es lo que buscamos? ¿qué es lo que busco? ¿Hay algo en mí que por un momento creyó que podía estar allí mi media naranja? ¿No era en el supermercado en la sección de congelados? Sí, lo confieso. La búsqueda es inconsciente pero allí no se detuvo. Mientras paseo por las nubes está el hombre ideal, el compañero de vida. No perfecto, sólo a mi medida. De vuelta al suelo, y casi en los infiernos, veo todo lo contrario. Alguien que no existe, que no existirá, un molde imperfecto; una persona a la que conocer detenidamente a alguien le supone un problema más que una solución. Lo mejor será caminar por el Limbo, el que yo me invente ya que la Iglesia ha dicho que no existe.

La fiesta de solteros debería tener otro concepto. Ser en verdad una fiesta de solteros para celebrar que lo estamos. Que disfrutamos de la vida de manera individual. Ni mejor ni peor. Diferente. Aunque la sonrisa no me valga para luchar contra leyes sociales como las que marcan que siempre llevemos los dos zapatos iguales…

5 comentarios:

Nacho Buda dijo...

si que funcionó tu sonrisa...tu sonrisa, tu mirada, tu colonia, tus labios...todo.

linda pagina!.

besos

nacho buda..jaja

Anónimo dijo...

Hola me parece que tienes una página maravillosa, me encanta ser fetichista de pies, creo que me da cierto toque de glamour, y no lo escondo, aunque aún no he visto ningun t-shirt al respecto, soy un chico ideal,nada modesto jejeje, educado y atractivo, me encantaria conocerte un poco más, de manera bidireccional...mi mail vegarces@gmail.com Encantado

Anónimo dijo...

Hola chatina, me ha gustado como escribes.
besinos grandes y piquiñinos.

Anónimo dijo...

Eso del anónimo suena a asturianu!! Acerté??

Enhorabuena por la página.
Saludos de una asturiana.

Arturo dijo...

Tu y yo tenemos pendiente vernos desde hace casi un año eh... Ahí lo dejo en el aire, chica radiofónica. Besos.