05 enero, 2009

Noche de zapatos

Un año más. Y van… ¿cuántos? Uno de los propósitos del año que comienza es: NO HACER PROPÓSITOS. ¿Para qué? El gimnasio: no tengo tiempo. El carnet de conducir: tampoco. Y lo demás: veremos sobre la marcha.


Estas fiestas ya no son lo que eran. Pocos se acuerdan del espíritu navideño. Sólo importa no pasarse con el turrón, la suerte del Gordo, unos días de vacaciones (para un año que las tengo…); y las rebajas de enero.

La locura por las compras se multiplica exponencialmente durante estas fechas. Y, aunque para San Valentín deseas tener a quién regalar, dos meses y medio antes finges una crisis para escatimar en gastos. La recesión económica también afecta a la economía conyugal.

Y hablando de crisis, ¡¿cuánto más sin comprar un par?!! ¡¿Cuánto?! Tan sólo un par, uno, para poder estrenar. Sin un duro, sin un euro, es tiempo de sacar del armario antiguos, que no viejos, trapos para convertir en reliquias.


La noche de Reyes pone el punto final a las Navidades. La madrugada llega con sabor a regalos y el gran dilema: ¿Qué zapatos poner debajo del árbol??? ¿Los viejos para que me traigan unos nuevos?, ¿bailarinas para que vean que he sido una niña buena?

Un viejo amigo me recordaba que esa noche es mi día. El día de una fetichista de los zapatos. Así que, ante la duda de qué par poner bajo el árbol, él me respondió: “Pon zapatos de tacón alto que los Reyes son hombres… seguro que les motiva (mi amigo utilizó otro verbo) y te traen cosas buenas”. Pues eso haré.

4 comentarios:

web_udo dijo...

Hola again.
Feliz todo para ti.De corazón te lo deseo y que encuentres por fin ese principe que toque en tu palacio para calzarte ese zapato que tanto deseas (no hagas caso a la bruja ,en los cuentos siempre tienen celos de las princesitas y las hechizan).
No me hago la idea de cual es el verbo aconsejado por tu amigo......puede ser el verbo "molar" ? Creo que si no lo dices tendré una duda más.
Y hablando de dudas....tampoco sé lo que te han traido esos señores que llevan BABUCHAS.Otra más para mi diario.
Pero mi gran duda es por qué un dia me ilusionastes silenciosamente descalza,misteriosa y seductora.
Sabes? Ahora me imagino que si me acerco a ti....veo una mano levantada con un zapato cogido por la punta y el duro tacón haciendo de martillo.
Sabes? Le pedí a los tres beduinos embabuchados que me sacará de mis dudas.(En caso contrario,seguro que no eran los magos.....me equivocaria y serian tres touaregs).
Razón tienes sobre los propósitos,estoy contigo.Yo procuro improvisar,navegar según venga la ola,calzarme según el tiempo.Y sin ser principe he encontrado una princesa que tiene la medida perfecta a unos zapatos de cristal que tenía.Supongo que todos los hombres tenemos esos zapatos en espera del pie adecuado.
Se acaba mi tiempo en tu lindo blog.
A nivel personal y como moderadora de tu blog.....si mi comentario te parece más a una carta personal...no lo publiques.Por mi parte no hay problema....lo que hagas me parecerá correcto.
Si algún dia tienes un hueco libre en tus asuntos...me gustaria hablar contigo (Aunque fuera la ultima vez,pero dame ese regalo que tanto deseo....un simple motivo).
Acerca la mejilla al monitor
Así no......acercate un poco más.
Toma este beso para tí....muakss.

Toniii dijo...

¡Hola! Aún soy muy jovencito para poder independizarme de casa y poder pedir a los Reyes Magos unos tacónes, buff, sería de lo más.

“Pon zapatos de tacón alto que los Reyes son hombres… seguro que les motiva (mi amigo utilizó otro verbo) y te traen cosas buenas”, que por cierto, ¿Te trajeron cosas buenas? :)

Jajaja soy un gran seguidor de tu blog, me encantaa :)))

Besosss!!

Anónimo dijo...

Bueno, bueno, parece que mi comentario tuvo exito, jejeje, que cosas...hooooombres¡ :-), enhorabuena por el blog y ánimo para la siguiente publicación. Un beso princesa. Fdo: El antiguo ocupante de la tercera planta que usa pantalones chinos :-)

Anónimo dijo...

Ahora ¿andas descalza?, lo digo porque no actualizas jum!