19 marzo, 2007

Tarde en Urgencias

Tanto sarao y movimiento en el cuerpo… me ha llevado al reposo y a las zapatillas de andar por casa. Mis vaquitas lecheras made in Holanda me abrigan los pies en vísperas de primavera.

Tarde de domingo en Urgencias. Ni George Clooney ni el Doctor Sheppar (bombón dónde los haya) a la vista; quizás porque me encontraba en traumatología y las especialidades de estos pseudo-doctores son otras… Para la pediatría se me ha pasado el arroz y la neurocirugía espero que esté lejos!!!

La sala de espera es lugar ideal para aburrirse y observar la indumentaria de los convalecientes como yo, pero no pude. Mi lesión en el trapecio me lo impidió. Sí, ese músculo próximo al cuello al que debemos el nombre por los trapecistas que lo desarrollan de manera extraordinaria; o, por lo menos, esa fue la explicación que me dio el simpático doctor que tenía un sexapple lejos de los atractivos médicos televisivos.

Esa mañana, mi cuello se había levantado rígido como una tabla con una inclinación progresiva hacia la izquierda e imposible hacia abajo, así que mis intentos para observar qué se caminaba por los suelos fueron en vano.

El resultado: semana de reposo sin ningún tipo de ejercicio físico, algo que no me costará gran trabajo… y con calzado lo más cerca del suelo. Sacaré del baúl manoletinas, merceditas y zapatos que mimen mis pies y espalda. Todo sea por la salud y por las próximas fiestas de aguja e hilo de oro que me esperan.

3 comentarios:

Isa Mtnez dijo...

Ay pobreciña, espero que te recuperes y para la próxima saques a relucir de nuevo tus tacones donde no haya trapecio ni trapecista que se le resista
¡Cuidate!

Anónimo dijo...

Los traumatólogos no son pseudo-doctores, son doctores de verdad. Médicos que se han pasado 6 años- y lo que les queda - estudiando en una facultad de medicina. Todo para poder operar y curar a gente que ha sufrido accidentes de tráfico, o personas como tú que tenían un simple esguince.

Pero claro, eso es un pseudo- doctor. En fin... Si te queda alguna duda, cuando te vuelva a ocurrir lo del esguince (ojalá que no) y vayas al hospital, dile al traumatólogo que te atiende que no es un médico de verdad... A ver que te contesta.

Nadia Quintela dijo...

La verdad es que quizás no lo haya expresado bien, pero sólo quiero matizar por si alguien lo ha intrepetado ma y se ha ofendido que los "pseudo doctores" a los que me refiero son los médicos televisivos de Urgencias y Anatonía de Grey.
Quizás debería expresarme mejor o quizás se debería leer más detenidamente.